ESCUDO Corazón Inmaculado de María - Sentmenat - Educación católica integral desde 1984 Síganos en:
FACEBOOK GOOGLE +

93 715 34 08

**Optimizado para Chrome y Firefox**
HISTORIA

LOS COLEGIOS DEL PADRE ALBA
Breve historia del Colegio Corazón Inmaculado de María
Fundado por el Padre José María Alba Cereceda, S.I.

Como buen jesuita que era, el Padre José María Alba estaba sujeto a la obediencia de sus Superiores. Viendo, sin duda, éstos las cualidades y el don de gentes que tenía, una vez terminado el noviciado en Veruela, le mandaron a hacer de "maestrillo" al Colegio de Montesión en Palma de Mallorca. De ahí al Colegio de El Salvador de Orihuela (1951-1954), donde tuvo tanto éxito entre los alumnos que casi hasta el fin de sus días le invitaban a una comida con un grupo de ellos de vez en cuando.

Una vez terminada la 2ª Probación en los Colegios, va a San Cugat a terminar la Teología, acabada la cual, es ordenado sacerdote el día 30 de julio de 1959.

La obediencia le manda a Barcelona, a las Congregaciones Marianas y a la Obra de Ejercicios Parroquiales, donde va reuniendo jóvenes para seguir instruyéndolos, formándolos y cuidando de su perseverancia en la Doctrina católica. Con los Ejercicios Espirituales reúne un grupo de jóvenes de ambos sexos, estudiantes universitarios la mayoría, de los que surgirán profesores de sus Colegios.

Según el testimonio de aquellos jóvenes, el P. Alba no dejaba de nombrar "su Colegio", para el que reunía limosnas y fondos, decía, pues estaba claro que éste era su ideal y para el que estaba trabajando con una enorme ilusión.

Para el curso 1971-72 alquiló una pequeña torre en la calle Teodoro Roviralta, con la intención de empezar, pues había que construir un hermoso Colegio, su Colegio ideal. Aquel Colegio se llamó de "Nuestra Señora del Carmen", con la intención de añadirle "de Garabandal" cuando la Iglesia aprobara las apariciones. Empezó el Colegio con tres aulas: de Jardín de Infancia, Parvulario y E.G.B., pero con toda la formación y actividades que tendría que tener el Colegio ideal (izada de banderas, Mes de María y del Corazón de Jesús, solemnes entregas de premios, obras de teatro...)

Habiendo empezado los trámites de aprobación, como había salido una ley determinando los metros cuadrados que debería haber en las clases para cada alumno y la torre no los tenía, o bien había que ampliar la torre (cosa que se descartó pues otro era el pensamiento del P. Alba) o había que agruparse con un Colegio que ya estuviera aprobado y se encontrara a "x" metros a la redonda. Como el Sr. Fernández-Pedrera, de la Unión Seglar de San Antonio Mª Claret, llevaba la Academia Atlántida en el Besós, no tuvo inconveniente en abrirnos las puertas. Se alquilaron dos pisos y allí nos trasladamos con nuestros alumnos y profesorado. De este Colegio surgieron la mayoría de Profesores futuros. Allí estuvimos del 1975 al 1985, año en que hubo que cerrar la Academia Atlántida por la insuficiencia de sus instalaciones.

Mientras pasaba el tiempo, el P. Alba ya tenía un arquitecto que le diseñaba el nuevo Colegio y estaba en tratos de compra con un hermoso terreno para llevarlo a cabo. Por fallos humanos que no vienen a cuento, no se pudo realizar la obra.

Habiendo tenido conocimiento de que los PP. Salesianos tenían en venta un Centro suyo en Sentmenat, Barcelona, allí les pareció bien al Padre Alba y a sus asesores, que se estableciera su Centro Educativo, un colegio católico y privado para una formación católica integral, y allí se trasladó a todos los alumnos de B.U.P. y C.O.U. que teníamos en la Academia Atlántida. Los exámenes se realizaban por el INBAD. Desde 1984-85 ya se había empezado en este Centro de Sentmenat, con dos aulas de Educación Primaria. El nombre primero que recibió el Colegio fue COMPLEJO EDUCATIVO SENTMENAT. El Colegio de los PP. Salesianos en un principio se alquilaba, pero, al surgir otros compradores, tuvo que hablarse de compra. Como se ha dicho al principio, el P. Alba había ido recogiendo limosnas para fondos de "El Colegio", por el que tanto suspiraba.

Cuando se empezaba a realizar el papeleo para la aprobación del Colegio, el P. Alba con la Fundación Padre Piulachs, cambió el nombre por el de Colegio CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA. Este iba a ser el Colegio de sus sueños.

Como jesuita que era, no era dueño de nada. Por lo tanto los pocos fondos que le iban llegando los iba gastando para las necesidades de sus estudiantes con vocación y para cubrir lo más imprescindible. Ante la enorme suma de la compra del edificio, 100 millones de pesetas, mucho trabajó el P. Alba, con el P. Turú y Mn. Ricart escribiendo cartas y yendo a pedir por todos lados limosnas suficientes para tan enorme gasto. Muchas personas dieron lo que podían y algunas dieron heroicamente lo que tenían en el Banco, a pesar de tener familia numerosa... Agotadas todas las posibilidades, y, ante la última fecha de entrega de los millones restantes, pues sólo se habían reunido 50 millones, hubo una madre de familia numerosa (14 hijos), a quien se le ocurrió la idea de escribir al Santo Padre Juan Pablo II para pedirle ayuda. A los pocos días el Secretario de la Conferencia Episcopal llamó al matrimonio, que se había trasladado a vivir a Madrid, para conocerle e informarle de que el mismo Santo Padre se había interesado por este Colegio católico de la provincia de Barcelona. Gracias a la gestión del Papa, un Banco entregó los 50 millones sin apenas intereses. Así, el día 26 de julio de 1988, Fiesta de Stos. Joaquín y Ana, el Colegio Corazón Inmaculado de María pasaba a ser propiedad de la Fundación Padre Piulachs.

A. M. D. G.